Session 1 Movilidad urbana y política local

Desplazamientos sostenibles y conflictos ciudadanos: la implantación y desarrollo de la movilidad en bicicleta en la ciudad de Zaragoza

Carlos López Escolano y Ángel Pueyo Campos

Grupo de Estudios en Ordenación del Territorio (GEOT). Universidad de Zaragoza (España)

En 2004 se firmó el Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible en Zaragoza, que impulsó la redacción del Plan Intermodal de Transporte -PIT- de 2006, la creación del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana de Zaragoza, la puesta en marcha de la primera línea de Tranvía en la ciudad, y el desarrollo de la movilidad ciclista -que ha pasado a ser un medio de transporte más, y que ha supuesto un gran avance para la movilidad sostenible de la ciudad-.

Hasta 2007 este último medio de transporte se circunscribía a unos pocos carriles bici, que se habían proyectado para uso recreativo y no como forma habitual para la movilidad. Desde entonces, y con el consenso social y político gestado en el Plan Intermodal de Transporte de Zaragoza de 2006, se diseñó una estrategia integral para la bicicleta con las siguientes propuestas: inicio de una red mallada de carril bici, implantación del servicio público de alquiler de bicicletas –Bizi-, coordinación con las asociaciones no gubernamentales, diseño de un Plan Director de la Bicicleta y la redacción de una Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas.

Esta estrategia hay que contextualizarla en el auge de la bicicleta en las ciudades occidentales como modo de transporte urbano sostenible, tras décadas de considerarla una opción residual para la movilidad. Los cambios socioeconómicos de las últimas décadas y las nuevas sensibilidades y demandas de la población están haciendo posible la reincorporación de la bicicleta no sólo en los espacios tradicionales, como los países del norte de Europa, sino en otros contextos que la relegaron como el sur de Europa.

Este cambio de modelo de diseño, implantación e integración en la movilidad urbana para el caso de la ciudad de Zaragoza ha supuesto un auge espectacular del uso de la bicicleta (que es utilizada a diario por casi un 5% de sus habitantes), transformando la mentalidad de la población y transformando sus modos de desplazamiento por la ciudad. Gracias a todo ello, Zaragoza se está convirtiendo en uno de los referentes españoles en el uso de este medio de transporte urbano.

No obstante, este modelo de éxito se implantó invadiendo partes del espacio peatonal, y donde el uso incívico de las aceras por una minoría de ciclistas ha provocado efectos negativos para la convivencia de modos. Esto ha supuesto que en los últimos años hayan aumentado los conflictos entre ambos colectivos, con un abuso análogo al que con frecuencia sufren los ciclistas en la calzada por parte de los conductores de vehículos privados.

Por ello, es importante valorar en qué medida un modelo iniciado con éxito puede verse comprometido por la atonía en el desarrollo del proyecto, la falta de reconocimiento social por sus mejoras en sostenibilidad y movilidad, la carencia de un proceso de gobernanza, y los crecientes conflictos entre conductores de vehículos, ciclistas y peatones, así como otros factores de menor calado.

En esta comunicación se profundiza, además, en cómo la planificación y gestión urbanas en la ciudad de Zaragoza han hecho posible la incorporación de la bicicleta en la escena urbana, y en determinar los principales retos y dificultades pendientes para que esta integración sea eficaz, a pesar de los conflictos ciudadanos que se están produciendo. El análisis incluye una cartografía temática multitemporal para la valoración de la accesibilidad ciclista, que se puede considerar como uno de los ejemplos del cambio en la movilidad urbana hacia un sistema más sostenible.

 

Palabras clave: movilidad sostenible, accesibilidad, bicicleta, ciclistas, peatones, conductores, consenso, conflicto, gobernanza, Zaragoza.

 


Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.